Blogger Template by Blogcrowds.

Lluvia y metal

Te espero. Camino taconeando ansiosa con mis altas botas de cuero.

Negra la vestimenta. Rojo el corazón.

Un trueno ruge. Llueve como si el cielo necesitara desahogarse, ahogándome.

Estoy empapada.

Por fuera la ropa se me pega como una segunda piel. Por dentro, un néctar agridulce me moja los labios.

Llegas repentino, súbito como siempre.

Abro las piernas para subirme a tu caballo metálico. Me enrosco en tu cuerpo y arrancas violento.

La vibración inevitablemente me estimula, lanzo un gemido que sé que te hace erizar la piel.

Aceleras.

Corres aún más y me obligas a aferrarme a tu cintura.

Llegamos a un paraje. Solitario escenario que elegiste para no dejarme ir.

Empiezas sin rodeos.

Tus manos bestiales rompen los botones de mi blusa. Bajas los tirantes de mi brassiere y me expones a tu antojo.

Recargado en la moto, pegas mi espalda a tu pecho.

Largos dedos que se ensañan con la punta de mis senos. Al unísono tus dientes se clavan en mi nuca.

Tienes una vista perfecta de mi cuerpo en perspectiva y saberme medio vestida me excita de forma total.

Clavas con fuerza tus caderas en las mías... me exiges que te lo pida...

Mi exigua voz lo hace.

Con un veloz movimiento haces que sea mi vientre el que se pose encima del vehículo.

De un jalón me terminas de semidesnudar. Nunca del todo, es todo lo que necesitas.

Embistes. Toro de lidia hambriento de sangre.

Agonizo sobre el metal aún caliente. Vaporizo y el agua que escurre de la tormenta se confunde con mi sudor.

Ya no pienso. El delicioso dolor que me provocas nubla todo entendimiento.

Descubres una gota que rueda por mi mejilla y eso basta para que estalles magistralmente.

El mar más tempestuoso se desata también en mi.

.
..
...

Observas mi rostro enternecido.

Tus labios recojen dulces la supuesta evidencia de mi cara.

Lluvia cómplice que se hizo pasar por llanto.

Sonrío cual Monalisa.

Yo sé un secreto que tú desconoces.

1 Comment:

  1. Manos de felpa said...
    Tuve un novio, bueno, un amante-amigo, no se que titulo tenía nuestra relación a decir verdad.
    Algo que me excitaba de manera impresionante era subirme a su moto, hubiera querido que en algún momento pasara todo lo que describes jaja, pero no. Lo que si es que era altamente sexy, ir abrazada a el, la velocidad, el viento, es imposible no pensar en una cosa así trepada en una moto con alguien que te gusta tanto.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal