Blogger Template by Blogcrowds.

~~~~~~

Con la vida revuelta y el alma acribillada.

La razon perdida tras un adiós anunciado.

Cimbrada desde los cimientos, me desmorono.

Mi alma líquida se me escapa por los ojos.

Lágrimas vitales que me acaban de a poco.

Gota a gota.

Agotada.

[:][:][:]

Me dueles.

Un puño me golpea el alma cuando percibo esa desesperanza en tus ojos.

Como si fueras parte de mis entrañas, tu ansiedad emocional se me hace física.

Y quisiera lamerte las heridas y arroparte como un niño en un abrazo que te sane.

Ser tu perfecto consuelo.

Y que al contacto de mi mano te llegue la certeza de que todo estará bien.

Pero no puedo. No lo logro.

No lo soy.

No acierto a articular la frase ideal que te ayude a levantarte.

Esto es todo lo que tengo, mis escritos, mis pensamientos, mi mirada y mi voz.

Todo te lo doy.

Exhausta, te pido ayuda.

- Mis hombros me están matando, necesito un masaje...

Caballeroso, no dudas en otorgármelo.

Mi espalda se arquea al contacto de tus manos fuertes.

Tus dedos largos hacen que mis músculos cansados cedan bajo tu toque.

Cierro los ojos. Mis pensamientos se evaporan, la presión se intensifica.

De pronto, el compás de tus movimientos deja de ser inocente...

Anticipo el momento en el que te gane la pasión.

Amante tántrico de posturas imposibles, pretendes enseñarme otra lección.

Ya adivino cómo se yergue tu columna jónica.

Pero hoy, más que ser tu eterna equilibrista sin red, quiero domar tus feroces fauces.

Reubico mi cuerpo frente a ti y salvo todos los obstáculos para llegar a saborearte.

Beso lentamente cada espacio que existe en el sur de tu cintura.

Mi lengua te recorre dejando una fina caligrafía húmeda en los alrededores.

Anhelas que te devore y cruelmente me niego.

No te toco. No le doy cabida en mi cavidad bucal al hierro ardiendo que posees.

Demoro el momento y tu desesperación sonora, gutural, me perturba.

Placer doloroso.

Coreografiada espera.

Me engaño, creyendo que controlo a quien hace de mi lo que quiere.

Indómito, te rebelas y me clavas entre los labios tu victoria más sublime.

Te siento profundo en mi garganta, casi no logro respirar.

Me atormentas sádico, constante, implacable.

Rendida, sacio ansiosa mis voraces apetitos.

Paladeo cada gota.

Me declaro adicta a ti.

.
..
...
...
..
.

Exhausta... sí, y completamente satisfecha.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal